Por coronavirus, OPS recomienda que fiestas navideñas sean virtuales
Si las personas desean convivir, es esencial cumplir con ciertos requisitos esenciales para evitar la propagación del virus y causar un rebrote, aseguraron las autoridades.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó a los países de la región celebrar de manera virtual las fiesta navideña y de fin de año, así como "posponer o reducir viajes y reuniones masivas" porque "este no es el momento de organizar ninguna reunión grande". “Todos debemos recordar una verdad importante: durante una pandemia, no existen las fiestas sin riesgos. Cada reunión, cada viaje de compras y cada plan de viaje aumenta las posibilidades de propagar el virus”, detalló Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS. “La OPS y la OMS recomiendan que los países que experimentan una transmisión generalizada del virus consideren seriamente posponer o reducir las reuniones masivas. Este no es el momento de organizar ninguna reunión grande”, abundó. Por ello, dijo, se deben evitar “las reuniones en el interior, incluso las más pequeñas, pueden ser especialmente riesgosas porque reúnen a grupos de personas, jóvenes y mayores, de diferentes hogares, que pueden no estar cumpliendo con las mismas medidas de prevención de infecciones”. Si bien, agregó, la temporada navideña es un momento de familia, de comunidad y la renovación, es importante hablar de viajes. No hace falta decir que la opción más segura para todos es quedarse en casa”.

Para las Américas, las fiestas marcan el comienzo de algunas de nuestras tradiciones más preciadas y quedarse en casa, abundó, puede ser una nueva forma de aprovechar al máximo estas fechas. “La gente está planificando cenas virtuales, retransmitiendo celebraciones virtuales y optando por ceremonias más pequeñas, incluso si significa hacer sacrificios personales. “Las decisiones individuales que tomemos en esta temporada navideña no solo afectarán a las personas más cercanas a nosotros, también afectarán a nuestras comunidades”. Se sabe que “nuestros pueblos y ciudades cobran vida con decoraciones, las comunidades se congregan para conmemorar las celebraciones religiosas y generaciones de familias se unen para dar gracias”. Pero también se debe de considerar que “cada reunión, cada viaje de compras y cada plan de viaje aumenta las posibilidades de propagar el virus. Por lo tanto, instamos a todos a sopesar cuidadosamente sus opciones y seguir la guía de las autoridades nacionales de salud”, detalló. Si las personas desean convivir, abundó, es esencial cumplir con ciertos requisitos esenciales para evitar la propagación del virus. “Independientemente de la ubicación, los servicios religiosos deberán llevarse de manera diferente, mantenerse al aire libre siempre que sea posible o con tamaño limitado de asistentes”. Las reuniones en el interior, incluso las más pequeñas, se deben de limitar en tamaño y elegir áreas bien ventiladas. “Y aunque puede resultar incómodo usar máscaras y practicar el distanciamiento social cuando estamos cerca de amigos y familiares, hacerlo es la mejor manera de garantizar que todos permanezcan seguros y saludables”. Barbosa precisó que la opción más segura para todos es no viajar pero algunas personas ya han tomado esa decisión. “Muchos pueden pensar que las pruebas les ayudarán a viajar con seguridad. Las pruebas de covid-19 son una herramienta importante para rastrear y combatir la propagación del virus, pero debemos tener cuidado de que las pruebas no nos den una falsa sensación de seguridad”. Barbosa explicó que las pruebas no se pueden colocar en el centro de sus políticas de viajes. “Las pruebas son caras, difíciles de implementar y tienen un impacto limitado en el control de la propagación internacional del virus. Al mismo tiempo, desperdician recursos valiosos y desvían al personal limitado de las funciones necesarias, como el rastreo de contactos”, aclaró. En caso de realizar viajes y estos sean más seguros, aseveró, “todos los países deben trabajar colectivamente para evitar que viajen aquellos que tienen covid-19 y se encuentran aislados, así como sus contactos que están en cuarentena. “ Y si bien es importante monitorear a los viajeros durante 14 días después de la llegada, los viajeros no deben ser puestos en cuarentena ni sujetos a restricciones de movimiento”. Para el especialista “cada país, ciudad y comunidad debe basar sus decisiones sobre la realización de eventos públicos en los últimos datos disponibles, especialmente los que muestran dónde se está propagando el virus y si los sistemas de salud tienen la capacidad suficiente para mantenerse al día con los casos”. Si trabajamos juntos, subrayó, “hacemos sacrificios y nos mantenemos a salvo, podemos asegurar un mejor y más brillante comienzo del nuevo año”. Desde el inicio de la pandemia, aseveró, se han registrado más de 25 millones de casos y más de 700 mil muertes por covid-19 en nuestra región. En una semana se reportaron más de 1.5 millones de casos en las Américas, la cifra semanal más alta desde el inicio de la pandemia, sobre todo, en los Estados Unidos y también en algunos países de América del Norte, Central y del Sur como parte de un mosaico de diferentes patrones epidemiológicos.

fuente:https://www.milenio.com/politica/comunidad/coronavirus-ops-recomienda-fiestas-navidenas-virtuales