Texas prohíbe matar a niños si su corazón late

No te vayas sin dejar tu LIKE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
36 Views

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha permitido que siga adelante la Ley de Texas que prohíbe el aborto cuando se escuchen, atención, los latidos del corazón del niño. En verdad, es todo un símbolo de vida que a un ser humano le lata el corazón.

Supongo que el Tribunal Supremo norteamericano no habría tomado esa decisión si no fuera porque Donald Trump hizo los cambios que hizo cuando era presidente y que ahora el muy católico Joe Biden y la muy católica Nancy Pelosi pretenden cargarse. Supongo, también, que el termómetro elegido es tan certero -latido de corazón, símbolo de vida- como poco riguroso. O sea, que al legislador texano le importa más la verdad que el rigor, buena señal. Y esto porque la captación del latido puede variar a medida que mejore la tecnología… y siempre en dirección al principio único del derecho a la vida: defenderla desde la concepción hasta la muerte natural. Sin excepciones.

Lo de Texas no basta. La vida hay que defenderla desde la concepción hasta la muerte natural. Sin excepciones

Además, si en lugar de utilizar el criterio del latido, más o menos a las seis semanas de embarazo, utilizáramos otras “evidencias científicas”, como el ADN, nos remontaríamos mucho más acá de la sexta semana. En cuanto se produce la fecundación ya hay un ser humano con un código genético distinto del padre o de la madre. Por eso, otra verdad incómoda que ocultamos de continuo es que todos los anticonceptivos que se venden hoy en la farmacia son potencialmente abortivos: pueden actuar antes de la concepción… o después.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *