Científicos alemanes enseñan a las vacas a ir al baño

No te vayas sin dejar tu LIKE
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
36 Views

Las vacas son inteligentes ¿Por qué no deberían de aprender a usar el baño?

Investigadores en Alemania demostraron recientemente que el ganado puede aprender a ir al baño para reducir parte de su impacto climático. Haciendo que las vacas jóvenes orinen en letrinas hechas de césped, el equipo de expertos en comportamiento animal y ciencias agrícolas detuvo la producción natural de óxido nitroso causada por la orina de vaca.

Las vacas son célebres por sus contribuciones a las emisiones de gases de efecto invernadero en la agricultura a gran escala; los animales eructan (y en menor medida, se tiran pedos de) metano, y su orina y sus heces se combinan para producir amoníaco, que no es un gas de efecto invernadero en sí mismo, sino que los microbios del suelo lo convierten en óxido nitroso. El equipo entrenó a casi una docena de terneros para orinar en una letrina improvisada, apodada MooLoo, evitando así que la orina se convierta en parte del problema. La investigación fue [publicada](https://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822(21%2900966-0) el lunes en Current Biology.

“Por lo general, se asume que el ganado no es capaz de controlar la defecación o la micción”, dijo Jan Langbein, psicólogo animal del Instituto de Investigación de Biología de Animales de Granja (FBN) en Alemania y coautor del artículo en un comunicado de prensa. “El ganado, como muchos otros animales de granja, es bastante inteligente y puede aprender mucho. ¿Por qué no deberían aprender a usar el baño?”.

El adiestramiento de las vacas fue un proceso bastante simple sobre el papel. Primero, los científicos encerraron a 16 de los animales en el área de la letrina. Cuando las vacas orinaban, se les daba comida o agua azucarada, refrendos tácitos de sus decisiones. El siguiente paso fue enseñarles a no orinar en el pasto, lo que se hizo implementando un estímulo desagradable cada vez que lo hacían.

Ese estímulo fue originalmente un ruido fuerte, pero cuando los investigadores se dieron cuenta de que a los animales no les importaba mucho, lo cambiaron por rociar a las vacas con agua, un mensaje relativamente inofensivo de “vaca mala”. El equipo descubrió que la capacidad de las vacas para aguantarse e ir a la letrina era equivalente a la capacidad de un niño, o incluso superior a la de los niños pequeños.

Además de los beneficios de reducir la cantidad de óxido nitroso en el aire, es un testimonio de la inteligencia bovina. Los animales que comemos a menudo son subestimados intelectualmente (quizás porque no queremos pensar en ello), pero estas vacas entrenadas para ir al baño son solo las últimas en demostrar la inteligencia de los animales de granja. Otra investigación reciente encontró que los cerdos pueden jugar a videojuegos operando un joystick con su hocico.

El equipo de Langbein espera llevar las letrinas a otros sitios y aumentar el número de vacas adiestradas para ir al baño. “Para hacer esto, primero debemos automatizar todo el procedimiento de capacitación y adaptarlo a las condiciones de la granja”, dijo a Gizmodo en un correo electrónico. “Queremos abordar esto en un proyecto de seguimiento”.

Hay un par de limitaciones. Primero, no todas las vacas pueden aprender a ir al baño. Solo 10 de los 16 terneros aprendieron rápidamente a orinar en el lugar adecuado y pudieron reproducir esa acción de forma rutinaria. Eso es un problema para cualquiera que intente ampliar la práctica (hay más de mil millones de vacas en la Tierra). En segundo lugar, el experimento no cubrió la defecación, y la caca de vaca también contiene amoníaco.

Además, existe el gran problema del metano, un gas de efecto invernadero 80 veces más potente que el dióxido de carbono, vinculado a los eructos y pedos de las vacas. Algunos investigadores se han concentrado en alimentar a las vacas con algas marinas para reducir el metano, pero eso, como las letrinas, aún no puede escalarse de ninguna manera.

Sin embargo, lo más importante es que la cría de animales es una pequeña pieza del rompecabezas climático. El reciente informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático nombró el metano como un gran enemigo climático, uno que también está relacionado con la producción y extracción de gas natural, así como con el comportamiento de las vacas antes mencionado.

Dicho esto, el óxido nitroso sigue siendo un problema y la abrumadora mayoría de las emisiones provienen de fuentes agrícolas, pero parece poco probable que las grandes granjas de ganado implementen entrenamiento en masa para ir al baño en el corto plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *