Puebla

“LA CASA DE LOS ENANOS PUEBLA”

Una de las leyendas más misteriosas de Puebla surgió de la casa ubicada en Avenida Juárez #1702 donde se decía vivieron generaciones de una familia de enanos quienes mandaron a cubrir las rejas para evitar que la gente mirara los jardines de tan hermosa mansión. Se dice que ahí vivía una familia que no dejaba salir a sus hijos, quienes terminaron enamorándose y teniendo enanitos.

Otra de las historias que se formaron fue que ahí vivía una niña con deformidades, razón por la que no se abrían nunca las ventanas ni las cortinas. No importa qué versión te cuenten, esa casa siempre ha sido un verdadero enigma.

EN EL LIBRO “13 casas y Lugares Malditos” SE CUENTA LA VERDADERA HISTORIA
La casa de los enanos (Avenida Juárez 1702)

“No hay lugar que despierte más controversia que la famosa Casa de los Enanos de la avenida Juárez 1702. A lo largo del tiempo se han toda clase de especulaciones al respecto, se dice que durante generaciones hubo una familia de enanitos viviendo en éste lugar, recluidos para evitar las burlas de la gente.Decidido a salir de las dudas y establecer la verdad, el periodista Jorge Maceda Villa entrevistó al señor José María Gutiérrez que vivió en el lugar pariente de los dueños y que de ninguna manera puede considerarse un enano. Le contó una historia que parte de 1890.

En ese año una familia de origen italiano llamado Giacopello compró un terreno en la entonces parte más lujosa y alejada de la ciudad, la avenida Juárez comenzando a construir una casa de estilo francés, de 1500 mts2 de construcción, jardín, sala, comedor, despacho, sala para fumar, cocina , despensa, 3 recámaras, estudio y balcón. Destacaba la ‘maxada’ pieza dorada de la parte superior que sirve como techo, traída de Francia en una sola pieza previamente soldada.

La casa hoy en día sigue teniendo un sólo baño completo, lo cuál se entiende porque en aquella época el drenaje era prácticamente inexistente y los aguamaniles y bacinicas suplían estas funciones colocados en las recámaras. Los Giacopello vivieron en ésta casa hasta el día en que por razones desconocidas, una de sus hijas se quitó la vida en el despacho. La familia vendió la casa a un dueño no identificado y luego llegó la revolución. La mansión fue abandonada hasta los años veinte.

 

En el año de 1920 el gallego Rogelio Rodrígues Sáenz llegó a Puebla y de un origen humilde como vendedor de retazo de tela hizo fortuna, llegando al final de su vida a ser un próspero empresario textil. Se terminó casando con la profesora normalista María del Carmen Jiménez y erigieron su hogar en la 19 norte esquina con la 2 poniente, lugar que luego convertirían en una fábrica de su propiedad.Siempre soñaron con habitar esa hermosa mansión abandonada que podía ver desde su casa, a principios de 1930 lograron su objetivo.

Tuvieron tres hijos de los cuales sobrevivieron dos: Rogelio y Milagros Rodríguez.El padre murió y fue la madre la encargada de criar a los hijos, Rogelio estudió en el Oriente y Milagros en el colegio Puebla. Doña María del Carmen a la muerte de su marido se volvió una persona sumamente reservada y de pocas amistades.No vio más a la familia de su marido hasta su muerte en 1988, siempre mantuvo a la misma servidumbre.Las fábricas textiles que tenía su esposo fueron quebrando poco a poco y los descendientes de la familia se fueron mudando hasta dejar a la abuela sola.

La abuela tenía rituales como ordenar a la servidumbre que abrieran las ventanas gradualmente, a lo largo del día, para permitir que entrara sólo una pequeña cantidad de sol , inofensiva para los tapetes europeos que temía que se decoloraran, una tradición que continua hasta el día de hoy.

Los muebles del interior de la casa fueron construidos por un ebanista llamado Arce que construyó escritorios, archiveros y recámaras a la medida , al estilos Luis XV y con la más alta calidad. Allí vivieron y jugaron los nietos de la señora.Pero la abuela no permitía que jugaran dentro de la casa. Ordenó al ebanista crear muebles pequeños para ellos, sillones, mesas y comedores para que jugaran en el jardín como adultos.

Inevitablemente la gente se asomaba a través del cable de metal que sostenía la lámina que aislaba el jardín del exterior, al ver ‘muebles chiquitos’ sólo podían ser ‘enanitos’.En realidad lo que la gente veía eran niños jugando a ser adultos.

En los años 1980 la casa de los enanos alcanzó su consagración cuando televisa solicitó el lugar para grabar la telenovela Herencia Maldita protagonizada por Angélica María, solamente obtuvieron permiso para usar los jardines y el exterior, las otras tomas de los interiores se hicieron en sus foros en la ciudad de México.”
A pesar de esas historias, esta vivienda es de las pocas que quedan por esa zona de la ciudad que se mantiene en excelentes condiciones, cuyos propietarios, que también han sido un misterio la sabían cuidar.

Sólo la gente sabía que alguien la habitaba, porque al menos alcanzaban a escuchar con rara frecuencia, los motores de las podadoras de los jardineros y alarifes que pintaban la fachada, pero de sus dueños, nadie sabía de ellos y se dice también que en la realidad el inmueble pasó por muchas manos codiciosas.

Related posts

LO CONOCE EN FACEBOOK Y LA MATA!!!!

Héctor S. Montoya

LA INSEGURIDAD LLEGÓ CON ANTORCHA CAMPESINA

Mayra

RESTAURANTEROS DE ATLIXCO SE PREPARAN PARA RECIBIR AL TURISMO EN LA CIUDAD.

eddy